miércoles, 26 de enero de 2011

DÉJAME ENTRAR

Déjame entrar en tu alma, déjame entrar en tu vida,
déjame estar en las cosas buenas y malas que tiene tu mundo.

Déjame que te acompañe a desahogar esa pena en el corazón
y que el nudo en tu garganta se vaya por la mañana.
Déjame entrar en tus dudas y que jueguen con las mías.
Déjame entrar en tus sombras y que se fundan con las mías.

Déjame que te lo diga en soledad, yo muero cuando te veo a ti llorar
y que si tu alma está triste, muy triste estará la mía.

Quisiera que te lleves de mi vida lo mejor,
la brisa que a ti te acaricia esa me la guardo yo.

Déjame ser la voz que grita cuando los traidores callan.
Déjame estar a tus orillas, ser la silla que te aguanta.
Déjame ser de tu sonrisa cuando miras a la que brilla.
Déjame ser, déjame estar, déjame entrar.

Déjame entrar en tu miedo, déjame ser tu confianza,
déjame ser la balanza que equilibra tus angustias.

Déjame ser tu guarida frente al mar, déjame ser la tristeza que se va,
déjame ser la alegría que ponga luz a tu vida.

Aunque cambien los tiempos y pierdan el tiempo
yo seguiré pensando igual porque sueño que un día tu vida y la mía
se encuentren en algún lugar.

Sentir que el amor que va por dentro es fuerte y de verdad.
¿Me dejas entrar...?


No hay comentarios:

Publicar un comentario