viernes, 18 de febrero de 2011

SÍ ALGÚN DÍA

Si algún día pudiera meterme dentro de una de tus lágrimas
y con ella recorrer el encanto de tu rostro,
sentir tu piel agitar mi ser,
dejar que esa gota se evapore
y que se lleve un poco de ti y un poco de mí a todas partes,
para nunca dejar de existir.


No hay comentarios:

Publicar un comentario