jueves, 14 de febrero de 2013

HOY... TODO LO ERES TÚ

No nos veremos en este día. Tú probablemente ni siquiera necesites decírmelo. Yo me levantaré temprano como de costumbre y me iré al trabajo. Tú, seguirás durmiendo, yo ordenaré mi cabeza, mis momentos contigo, tus besos, tus abrazos, tus " te quiero". Probablemente, será un día cualquiera, no tan diferente al de la semana pasada o el mes pasado. Quizás si escuchas la radio, recordarás que día será. Yo, estaré toda la mañana atareada. Papeles e informes inundando mi mesa. Pero no dejaré ni un momento de pensar en ti, como ahora lo estoy haciendo. Seguramente, hoy no nos veamos, ni mañana. Te sentiré, te veré en algún instante perdido del día o de la noche, te susurrare que te quiero, con miedo, como es costumbre en mí. Tú para demostrarme que sigo siendo correspondida, me responderás. Yo quedaré feliz, alimentando a estas malditas mariposas que habitan en mi cabeza o ¿es en mi corazón? No, no, es en el estomago, aunque ahora me apetecería que jugasen por mi sexo. Seguramente nuestras miradas no se crucen hoy, ni mañana ni nuestros dedos se acaricien, pero todo lo que siento por ti, sigue a tu lado, esperando ese momento ese instante en el que todo se para, y nada existe, porque todo lo eres tú, y es lo que ahora merezco tener…

By Anaïs

No hay comentarios:

Publicar un comentario